Desde este martes 1 de noviembre comenzó a regir la denominada Ley del Gestor de Inclusión que exige a las empresas -que cuentan con 100 o más trabajadores- a tener al menos un experto en materias de inclusión laboral, con el objetivo de promover en su interior políticas que permitan facilitar los procesos de inclusión de los trabajadores en situación de discapacidad.

Generar una efectiva inclusión de las y los trabajadores en situación de discapacidad es el espíritu de la Ley 21.275, la cual entró en vigencia a partir del martes 1 de noviembre, a dos años de su promulgación, y que modifica el Código del Trabajo, estableciendo nuevas exigencias para promover políticas que garanticen de manera eficaz la inclusión laboral dentro de las empresas.

Estas obligaciones son para aquellas empresas que cuentan con 100 o más trabajadores que deben contratar o mantener contratados, según corresponda, al menos el 1% de personas con discapacidad o que sean asignatarias de una pensión de invalidez de cualquier régimen previsional, en relación al total de sus trabajadores.

Uno de los aspectos relevantes de esta normativa es la figura del Gestor de Inclusión Laboral en el área de Recursos Humanos (es una función más que un cargo) quien deberá contar con los conocimientos específicos en materias que fomenten la inclusión laboral. El desempeño de este rol al interior de la organización, debe ser acreditado con una certificación otorgada por el Sistema Nacional de Certificación de Competencias Laborales (Chile Valora).

¿Qué dice la ley?

Esta ley cuenta con un artículo único, el cual se agrega en el Capítulo II del Título III del Libro I del Código del Trabajo, y dice lo siguiente:

“Artículo 157 quáter.- Al menos uno de los trabajadores que se desempeñe en funciones relacionadas con recursos humanos dentro de las empresas contempladas en el supuesto del artículo 157 bis deberá contar con conocimientos específicos en materias que fomenten la inclusión laboral de las personas con discapacidad. Se entenderá que tienen estos conocimientos los trabajadores que cuenten con una certificación al respecto, otorgada por el Sistema Nacional de Certificación de Competencias Laborales establecido en la ley N° 20.267.

Las empresas señaladas en el inciso anterior deberán promover en su interior políticas en materias de inclusión, las que serán informadas anualmente a la Dirección del Trabajo, de conformidad al reglamento a que se refiere el inciso final del artículo 157 bis. También deberán elaborar y ejecutar anualmente programas de capacitación de su personal, con el objeto de otorgarles herramientas para una efectiva inclusión laboral dentro de la empresa.

Las actividades realizadas durante la jornada de trabajo o fuera de ella deberán considerar las normas sobre igualdad de oportunidades e inclusión social de personas con discapacidad a que se refiere la ley N° 20.422, como también los principios generales contenidos en las demás normas vigentes sobre la materia”.

¿Qué debe hacer una empresa o persona que quiera certificarse?

Puede ingresar a la página web de ChileValora www.chilevalora.cl , ingresar a perfiles laborales buscar el perfil de gestor de inclusión laboral y ahí encontrará toda la descripción además de los centros acreditados que pueden realizar esta evaluación así como sus datos de contacto.

Lo importante es que para certificarse la persona sea o no trabajadora de una empresa debe tener experiencia laboral en materia de inclusión de manera de poder cumplir con lo requerido en el perfil (no es capacitación), por eso es importante revisar el perfil, ver si se cuenta o no con las competencias y conocimientos requeridos. De lo contrario, es necesario capacitarse a través de cursos como el que realiza Fundación Wazú.

La secretaria ejecutiva de ChileValora, Ximena Rivillo, explica que “la evaluación de competencias, consiste en recoger evidencias directas e indirectas en el puesto de trabajo o bajo modalidad de simulación, en los casos en que la persona no cuente con trabajo. Para esto, un evaluador o evaluadora que forma parte de uno de los centros acreditados por ChileValora, verifica el cumplimiento o no de las diversas destrezas, conocimientos, habilidades, es decir, las competencias establecidas en el perfil de gestor o gestora de inclusión laboral. A diferencia de la capacitación, la certificación no otorga nuevos conocimientos, sino que reconoce los que la persona ya tiene, ya sea que los haya adquirido por la educación formal, la capacitación o la experiencia en su puesto de trabajo”.

¿Dónde capacitarse?

En Fundación Wazú fuimos parte del equipo desarrollador del perfil de Gestor de Inclusión junto a Chile Valora y contamos con un completo curso con las competencias exigidas para que las personas y empresas se puedan certificar y así puedan cumplir con esta nueva ley.

Este curso es impartido por un equipo de profesionales en situación de discapacidad, quienes son expertos en cada una de las temáticas que se enseñan, entre las que destacan los aspectos legales relacionados a discapacidad, la Credencial de Discapacidad y sus beneficios, Accesibilidad Universal y diseño arquitectónico, sensibilización, comunicación efectiva, entre otros.

Además, contamos con precios especiales y convenios para realizar la prueba de certificación a un menor costo. Para más detalles escríbenos a hola@fundacionwazu.cl y nos contactaremos contigo.

Revisa los detalles de la ley acá.